Mejora la tasa de rebote de la web de tu alojamiento | Rocketbeds
Comercialización
Blog / Comercialización / Mejora la tasa de rebote de la web de tu alojamiento | Rocketbeds
08/11/2017
Por Andrés Romero

Trabajar bien las percepciones con el producto adecuado, poder ajustarlas  y facilitar el acceso al viajero, es misión del departamento comercial-marketing del alojamiento. La tasa de rebote es el KPI clave para determinar si lo que muestras en tu web es más de lo mismo o algo interesante y diferencial.

Partimos del concepto de tasa de rebote como un término utilizado en los análisis de tráfico de visitantes de una web. Este se traduce a través de la acción que realiza el usuario cuando abandona el sitio web después de haber visto una sola página en un tiempo establecido de 30 segundos o menos. Básicamente este parámetro nos sirve para tener una referencia de la gente que visita nuestra web y no le gusta lo mola nada lo que ha encontrado. .Tasas de rebote altas = Usuarios que pasan de tu producto o de tu tecnología (o ambas). Un ejemplo claro puede surgir aprovechando el parámetro de tasa de rebote sobre campañas de Google Adwords asociadas a landing pages específicas con producto del alojamiento.

Podemos ver si el usuario que busca determinados producto-servicios conecta con nuestra marca o con lo que proponemos.  

Tasas de rebote altas = Usuarios que pasan de tu producto o de tu tecnología (o ambas).Si las tasas de rebote son muy elevadas puede que tengamos que mejorar o bien las keywords o el producto que estamos proponiendo a determinados perfiles de viajero no es muy relevante.

Una buena tasa de rebote para un alojamiento tiene que estar comprendida entre un 10% y un 30%

Podemos partir de un parámetro positivo, por lo que una buena tasa de rebote estaría comprendida entre un 10% y un 30%. Así que, si tu alojamiento no estás dentro de estas cifras, conviene que sigas revisando este artículos y hagas caso al equipo de Rocketbeds, seguro que algún consejo interesante puedes obtener de este artículo:

  • Mejora evidente de producto. Si lanzamos tráfico cualificado contra una landing o una web donde supuestamente hemos analizado que el producto es el adecuado algo está ocurriendo. Debemos equilibrar el tráfico al producto indicado y variar hasta que realmente estemos en líneas de conversión interesantes para tu alojamiento.
  • La carga lenta de la web:  Cuanto más contenido sin optimizar tenga nuestra web más pesada será y por lo tanto, más tiempo tardará en cargarse. Los usuarios no se caracterizan por la paciencia precisamente, por lo que si la conexión que tenemos es buena y la página va lenta,  pasamos pronto de seguir intentando acceder.
  • Navegación limpia y accesible: La navegación del sitio web debe de ser clara y estar enfocada en el equilibrio entre lo que el cliente espera y lo que nosotros como hotel podemos ofrecerle. Detalles como duplicar los enlaces más populares en el pie o evitar los menús desplegables que sean inaccesibles desde dispositivos móviles.
  • Palabras claves adecuadas. Al trabajar cada página como una Landing debemos apostar por una serie de palabras clave que sean acordes con el contenido y enfocadas a nuestro target. Si no hay sintonía entre estas palabras, tu web y el usuario adecuado, el abandono se disparará. Independientemente de todo el trabajo de SEO que estéis realizando, será tiempo perdido.
  • Usabilidad. Este término que seguro has escuchado, sobre todo ligado a la parte de diseño y estética de la web. Podemos aterrizarlo y resumirlo en un buena coordinación  de color, tipografías, titulares , listas ordenadas, espacio en blanco y una organización del contenido práctico.
  • Buenos contenidos. Una web destaca sobre el resto cuando no sólo se trabaja la parte estética, sino que los contenidos también tienen ese punto que los diferencia. Textos bien redactados, fotografías adecuadas, contenido de utilidad, inclusión de opiniones, interacción con el cliente a través del Live Chat…, pequeñas cosas que marcan la diferencia.
  • Evita distracciones. Aunque utilizamos elementos como Pop-ups, barras de herramientas externas, publicidad display, etc, Debemos tener en cuenta que estos afectan la conversión de tu trafico y el porcentaje de rebote, por lo que debemos sopesar si realmente nos interesan y si realmente están beneficiando tanto en la conversión como en la propia tasa de rebote.

En los procesos de distribución de alojamientos turísticos como en la vida es importante que analicemos y maticemos los diferentes factores que influyen en la conversión. Que una web te puede parecer nefasta puede desembocar en que puede que esté muy bien adaptada a un público determinado, tenga una tasa de rebote muy baja y a su vez una conversión muy alta. Es importante que te des cuenta que los procesos de aprendizaje en web son como en la vida misma "ensayo y error", por otro lado, donde realmente se juega "el partido" es en el producto y en distribuirlo al cliente adecuado (ahí la web es determinante y la tasas de rebote un Kpi básico).

 

Suscríbete  a nuestra  newsletter